El pasado viernes 16 de julio se inauguró la restauración de la «Fuente de la Pajaritas» ubicada en el parque Miguel Servet de Huesca e instalada en 1929.
La restauración ha supuesto la recuperación del proyecto original e interpreta más acordemente los colores diseñados por Ramón Acín.
El monumento, que tras la guerra civil pasó por diferentes y no muy acertadas trasformaciones,  representa el espíritu de su creador, artista y pedagogo que siempre soñó con una ciudad, su ciudad, en la que los niños –y los adultos- tuvieran espacios de libertad y de vida.
El monumento a las pajaritas, pajaricas en primera nominación del escultor, ha sido enaltecido por críticos y artistas como representación de un arte sencillo pero conceptualmente potente describiéndolo como ejemplo y anticipación de movimientos artísticos posteriores.
La Fundación Ramón y Katia Acín agradece esta actuación del Ayuntamiento de Huesca que ha completado la labor rehaciendo el espacio que rodea al monumento.

Os adjuntamos una Mirada realizada por Emilio Casanova.

En la foto:
1. Monumento tras la restauración
2. Boceto realizado por Ramón Acín con las acotaciones de tamaños y colores
3. Los hijos de Katia Acín y miembros del Patronato de la Fundación ante el monumento restaurado

Pin It on Pinterest

Share This