En esta segunda y última entrega os ofrecemos el «Manifiesto» que Ramón Acín publicó en 1928, el año del I Centenario de la muerte de Goya. Es un cartel magníficamente diseñado y con un contundente texto denunciando a la organización de los fastos y, a la vez, haciendo una defensa del edificio que García Mercadal construyó en el parque de Zaragoza y que fue el mejor y más coherente homenaje que pudo hacerse a uno de los mejores pintores de la Historia. Aquí podréis acceder al Manifiesto y sus textos, y al final de esta entrega, a las tarjetas en las que Acín hermanó a Goya con Beethoven, quien el año anterior -1927- había celebrado su fúnebre centerario.

Pin It on Pinterest

Share This