Inicio

Inicio


Buscador avanzado

Inicio > Ramón Acín > Escultura

Ramón Acín / Escultura

Ramón Acín / Pintura

Ramón Acín y la escultura

Si la pintura de Ramón Acín viajó de la masa a la línea, su escultura también lo hizo. De las primeras y escasas obras a sus figuras de chapa recortada de finales de los años veinte, transita el concepto de línea, como había pasado con su pintura. Acín se mueve mejor en esa línea volumétrica.

Las piezas realizadas a finales de los años veinte y que fueron recibidas por la crítica con todos los parabienes -como lo reflejan sus exposiciones en las vanguardistas y exquisitas Galerías Dalmau de Barcelona (1929) o en el Ateneo de Madrid (1931)- muestran esa definición por la línea y por una sobriedad rayana en la modestia solamente concebible por los conceptos socialmente democráticos de Acín. Manuel Abril, crítico de arte y fundamental teórico de las vanguardias, le dedicó un artículo que define magistralmente esta cualidad.

Pero los últimos años de Acín marcan el interés por otro camino. La escultura monumental y urbana. Ya en su pintura realiza una serie de pequeños frisos que sugieren una escala mayor y en los que la armonía del movimiento hace bailar las composiciones.

Acín pergeña obras monumentales. Quiere ser arquitecto global. Entiende su participación artística como parte de un proyecto constructivo para una sociedad nueva. Acín hizo suyo el racionalismo y la labor de los arquitectos que trabajaron para hacer un mundo mejor. Mas su aportación, como la de aquéllos, no era solamente funcional. Como buen humanista, sabía que utilidad y belleza deben estar unidas.

Especialmente representativo de Acín es el Monumento a las Pajaritas erigido en el parque de Huesca el año 1929 y que así definió el pintor Antonio Saura:


Lo cierto es que este lúcido diablo, ese raro Acín, que tan bien supo levantar la voz, nos dejó junto a su ramificada generosidad libertaria y el chisporroteo polifocal de su talento, una de las más bellas esculturas creadas para un jardín, y que esta escultura, en su gesto a un tiempo drástico y amable, resume, con mayor acierto que otros monumentos grandilocuentes y fatuos, plástica lucidez y experimentación, juego intemporal y frescura primigenia.


(Catálogo Acín, 1988, pg. 64)


Pintura
Buscador

BUSCADOR

Permite búsquedas sencillas en la base de datos de Ramón Acín.

Introduce la palabra o palabras en la ventana, selecciona los criterios de la búsqueda mediante los menús desplegables y pulsa el botón "Buscar".


Búsqueda avanzada Si lo desea puede utilizar nuestra Búsqueda Avanzada


Obras seleccionadas

OBRAS SELECCIONADAS

301

Monumento a Lucas Mallada

2620 x 1210

506

El crucificado

308b

El agarrotado

1950 x 1000 x 1

310

Bañista

167 x 870

312

Bailadera o Bailarina

290 x 130

313

Bailarina

520 x 280

501

Maqueta de kiosco de música

410 x 480 x 480

317

Maqueta para un Monumento a la Paz

171

Maqueta del monumento a Galán y García Hernández en Jaca

318

Ninfa

640 x 425 x 60

323

Desnudo al Sol

Ayuntamiento de Huesca Diputación de Huesca Gobierno de Aragón